Tenerife Amable

DSC_0036

Antes de poner en marcha Tenerife Buena Gente, desde el Cabildo, a través de Turismo de Tenerife, desarrollamos otras campañas con las que hemos buscado la complicidad del tinerfeño con el turista.

La primera de ellas fue Tenerife Amable. Arrancó en 2003, y tenía por objetivo potenciar el carácter amable y acogedor de los tinerfeños como elemento diferenciador que no podía ser copiado por otros destinos.

La idea que se quería transmitir a la población era la de que el turista que interactúa con los participantes del destino espera recibir un trato afable y cordial de ellos. Estas relaciones tienen tanto peso en la valoración de un destino turístico  como los recursos y los atractivos básicos de la oferta turística (clima, paisaje, infraestructura hoteles, oferta complementaria, etc.). De hecho, el buen trato y la cordialidad se encuentran entre los tres primeros factores de importancia que citan los turistas para sentirse satisfechos en sus vacaciones.

Utilizamos la imagen de una familia de turistas de dibujos, los Keller, para ilustrar situaciones cotidianas de viajaros en la Isla, y a través de diferentes concursos e iniciativas como cursos a profesionales, la acción caló entre los tinerfeños. Ya habíamos logrado hacer ver a la población la importancia de la actividad turística para la propia Isla. A partir de ahí, de trataba de continuar lo empezado, y lo hicimos con Tenerife al Siento x Ciento.