Consejos para ser Tenerife Buena Gente

Oficialmente, ser Buena Gente es:

1. Recibir al visitante con calidez y amabilidad y tratarlo como te gustaría que te tratasen a ti.

2. Ofrecerle un servicio amigable y ágil.

3. Conocer la Isla, tu ciudad o localidad y sus atractivos: la disfrutarás más y podrás  ayudar mejor a orientar al visitante de forma oportuna.

4. Promover con orgullo los atractivos de Tenerife, cuidando de sus montes, parques, plazas y calles.

5. Comentar con tus amigos, compañeros y familia que atender bien al turista es tarea de todos.

Y entre nosotros, ser Buena Gente además es:

1. Ver a un turista perdido con un mapa en la mano y acercarte a preguntarle si necesita ayuda. Y si lo acompañas al lugar que busca, ya te has ganado la medalla.

2. Chapurrear todo el  “espanglish” que sabes para hacerte entender y, en caso de apuro, recurrir a los gestos, ese lenguaje universal.

3. Asentir mientras te habla a pesar de que no tengas ni idea de lo que te quiere decir.

4. Detener tu coche en un paso de peatones para dejarle pasar; ¿a que satisface un montón cuando te lo agradece de manera hasta un pelín exagerada?

5. Sonreír (aunque eso ya es algo natural en nosotros).