Blog

Poeta, y todo lo demás

By

29 septiembre, 2014

1 comment

Sin categoría

Francisco Zamora es un hombre polifacético y arquetipo perfecto de alguien “Tenerife Buena Gente”

la foto 2

Francisco Zamora es delegado comercial de profesión. Sin embargo y más allá de su trabajo, Francisco es también arqueólogo, poeta, deportista, aventurero y un gran amante de los orígenes, la naturaleza y la cultura de Canarias. En todas estas facetas cuenta con el apoyo indispensable de su hija Haridian, su compañera de viaje, con quien recorre en bicicleta y cada verano una de nuestras Islas. Estos trayectos permiten a padre e hija entrar en contacto directo con los pueblos canarios, con su paisaje, su gastronomía, sus tradiciones y, cómo no, también con su Buena Gente.

Francisco Zamora

“Prometimos recorrer las ocho islas del Archipiélago Canario en nuestras vacaciones”, señala Francisco en relación a una aventura que empezó hace cuatro años, cuando su hija tenía tan solo 16. Junto a sus bicicletas plegables y sus mochilas, han recorrido Tenerife, La Gomera, Fuerteventura, La Graciosa y La Palma.

El principal objetivo de estos viajes es “crear conciencia y conocimiento de nuestros pueblos, de nuestra gente, de nuestra fauna y flora…, conocer más nuestra tierra”, afirma Francisco, que localiza en esos pueblos “el alma de nuestras Islas, la identidad, la solidaridad”. Para acercarse a esa realidad no programan las rutas en función de su facilidad, sino de ese contacto directo con la gente y su patrimonio natural y cultural.

Para Francisco, la vuelta en bici a cada isla “es un sacrificio que tiene una recompensa con nuestros paisanos, con nuestra gastronomía, nuestras instalaciones…”. Añade que su filosofía no es ir con la tienda de campaña al hombro, sino disfrutar de todos los servicios (alojamientos, restaurantes y cafeterías, comercios…) que ofrecen las Islas. Además, padre e hija coinciden en que sus bicicletas –a pesar de no ser las más adecuadas para lo que se proponen- se han convertido en sus mejores aliadas. No sólo las han personalizado sino que además las tienen cargadas de miles de anécdotas y recuerdos, así como miedos y obstáculos superados. Unas vivencias que han compartido “in situ, aprendiendo y conociendo pueblo por pueblo”.

536320_293919147345034_931349846_n[1]

Francisco también es poeta, un talento que asegura haber descubierto “de un momento a otro” y que nunca pensó que tendría. Ha escrito unos 90 poemas y prepara varias publicaciones para el próximo año (entre ellas un recopilatorio de sus textos más representativos, titulado Caminando Camino Contando Contigo).Entre sus poemas encontramos algunos dedicados al gofio, la papa antigua, la guagua, la fiesta, los incendios, las islas de La Gomera o Fuerteventura… siempre a “cosas nuestras, costumbres, productos, lugares” y con un vocabulario muy canario. Francisco asegura aprender escribiendo, así como haber encontrado “una manera amena de llegar a los paisanos”. Como no podía ser de otra manera, su hija es la primera a la que pasa todos sus poemas: “siempre cuento con ella”.

375657_293918114011804_1829894258_n[1]

Haridian y su padre también son donantes del Museo de la Naturaleza y el Hombre, al que han entregado importantes ejemplares del gigantismo en Canarias (restos de lagartos y ratas gigantes, por ejemplo), muestras del sílex de los aborígenes en Tenerife o el primero de sus dediles encontrados, etc. Hallaron además los primeros restos de coral en yacimientos aborígenes, alejados de la costa y que no se habían encontrado aquí hasta entonces. Algo que no es de extrañar si tenemos en cuenta que Francisco se considera, desde los 17 años, un completo apasionado de los orígenes y la arqueología de Canarias.

La defensa de la cultura y los deportes autóctonos también es importante para ellos. Francisco formó parte del pequeño grupo responsable del primer circuito de Canarias del salto del pastor (que pretendía acercar a los colegios y las ciudades este deporte tradicional) y practica actualmente el juego del palo.

533518_293929060677376_1967073657_n[1]

Además, tienen una pequeña asociación cultural en Llano del Moro (Guajara por la Cultura Popular Canaria), que realiza actividades diversas como talleres para niños sobre música, tradiciones o fiestas, y que es “muy solidaria, especialmente con el tema de los incendios”. En las últimas ocasiones en las que el fuego ha devastado alguna de las Islas han organizado “entregas de ropa, juguetes, menaje… Todo con dinero de nuestros bolsillos. No tenemos ninguna entrada ni la queremos. Lo que tenemos lo compartimos”.

Esa solidaridad, esa curiosidad y cariño que Francisco y Haridian transmiten por nuestros lugares, sus historias, su gastronomía y sobre todo por sus habitantes, hacen de estos tinerfeños dos grandes ejemplos de laBuena Gente que tenemos entre nosotros.

Haridian y Javier

Tags

 

One Comment

  1. Que admirable, lo que hacen ambos. Saludos desde la provincia de Corrientes Argentina que sigo esta pagina

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>